Mini-historia caucana

«Yo creo que el Vicente está metido en un torcido.

Si es que ya no sabe ni por dónde anda, se la pasa hablando de plata y de coca. Y ahora don Justo que no lo deja guardar el carro ahí en el parqueadero.

El otro día, sacando la camioneta esa que tiene, le pasó la llanta por encima a una de las gallinitas.

La mujer me contó que era la que más quería el viejo, que él se acostaba y el animalito se le acomodaba atrás en la espalda.

Es que no se le dio nada y Vicente le repasó la otra llanta sin más.

Ahí mismo don Justo salió y le dijo que no volviera. No le recibió ni lo de la guardada del carro, recogió la culequita y se puso a llorar».

Minihistoriacaucana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s